Géstión de residuos líquidos: ¿Qué no se puede verter en el desagüe?

resiudos-líquidos-lavabo

Cuando se trata de la eliminación conveniente de residuos líquidos, no puedes vencer al desagüe. Es fácil de acceder a él y hace un trabajo rápido, pero a menos que estés desechando residuos no dañinos ni peligrosos, el desagüe no hará mucho.

El desagüe de una casa puede parecer una forma conveniente de deshacerse de los residuos líquidos indeseados —todos nos hemos sido tentados a echar por el inodoro el agua sucia que se utilizó para trapear o verter por el lavabo el aceite de cocina y librarnos de este. Sin embargo, ¿en algún momento te has detenido a pensar a dónde va toda el agua una vez que llega al desagüe? Aunque pueda parecer seguro —esta agua tiene que ser tratada eventualmente, ¿no? —de hecho, mucho de lo que va por el desagüe termina en canales naturales e incluso de regreso a tu propio caño algún día.

Un gran daño puede producirse por utilizar el desagüe para desechar los materiales equivocados. Los metales y otros químicos tóxicos tal vez no sean tratados de manera efectiva por una central de agua residuales. Algunos químicos dañan y matan los microorganismos durante el proceso. Los materiales corrosivos, volátiles y peligrosos deterioran las tuberías y es posible que pongan en riesgo la seguridad y la salud de los trabajadores y del público en general.

residuos-líquidos-grasaAlgunos contaminantes pueden interactuar entre ellos y formar contaminantes más peligrosos. Un buen ejemplo de esto es cuando el cianuro reacciona con los ácidos, o cuando el amoniaco y la lejía reaccionan formando gases tóxicos.

Por eso, para ayudar a mantener el agua limpia (y las instalaciones de tratamiento de residuos líquidos funcionando sin problemas), conoce lo que nunca debes echar en el desagüe o en un pozo séptico.

1. Químicos tóxicos, como pintura, productos de limpieza, aceite y solventes

Las instalaciones de tratamiento de agua pueden eliminar muchos contaminantes, pero diversos químicos peligrosos que se van por el desagüe terminan siendo vertidos en ríos, lagos y océanos. Los fosfatos de detergentes, el cloro de la lejía y las toxinas de los pesticidas causarán estragos en los ecosistemas frágiles una vez que dejen la planta de tratamiento de residuos líquidos.

Otras formas de residuos, como la pintura pasada, nunca deben verterse en el desagüe. Si tienes mucha pintura que no vas a utilizar, puedes llevarla a un centro de reciclaje especial.

No tirarías pintura, solventes, pesticidas u otros químicos en tu jardín, ¿entonces por qué verterlos por el desagüe?

2. Medicamentos

En algún momento, todos nos hemos quedado con una pila de restos de medicamentos. De hecho, alrededor de un tercio de los medicamentos que se venden nunca se toman. Sin embargo, debes evitar verter esa píldoras y eso líquidos no utilizados. Al igual que otros químicos, los medicamentos que viertes en el baño terminarán en los canales naturales. Diversos estudios han encontrado desde antibióticos hasta ibuprofeno y antidepresivos en los suministros de agua de todo el país.

3. Grasa y aceites

Puede ser tentador lavar todo el aceite de la sartén en el lavabo, pero las grasas y los aceites de la cocina causarán con rapidez todo tipo de problemas: cuando se solidifican, pueden obstruir los tubos y dañar no solo las tuberías, sino también las plantas de tratamiento de agua residuales. Incluso peor, si llegan al ambiente, pueden afectar el equilibrio natural de los canales (fíjate cómo el aceite flota encima del agua en el lavabo) y pueden interferir con las plantas, los peces y otra vida salvaje.

Ecocentury es una empresa dedicada a la gestión y al tratamiento de residuos líquidos y al mantenimiento de pozos sépticos. Si tienes alguna pregunta sobre nuestros servicios, escríbenos al formulario de contacto

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *